Ya seas un cocinillas, una persona curiosa o simplemente te gusta saber cómo se preparan lo alimentos que te llevas a la boca. Por eso hemos entrado en las cocinas y hemos preguntado a nuestro chef, cuáles son las técnicas de cocina moderna que seguro que escucharás mucho este 2019 y que sin duda debes conocer si quieres estar a la última.

1. El rotavapor

En busca de nuevas sensaciones

En la búsqueda de nuevas sensaciones, la cocina moderna ha apostado por el I+D, y ha tomado prestados elementos hasta ahora exclusivos de los laboratorios como es el caso del rotavapor con el que se pueden extraer y aplicar los olores prácticamente cualquier producto ¿Te imaginas un pescado con olor a kiwi?

 La importancia del olor a la hora de disfrutar de una comida es indiscutible, por eso el rotavapor supone la apertura de un campo nuevo, en el que añadir y fusionar aromas con sabores, un nuevo tipo de maridaje en el que la experimentación sólo está limitada por la osadía e imaginación del chef.

2. Esferificación

El mundo es un globo que me como yo

Perlas de aceite, falso caviar de melón con jamón, bolas de frambuesa, de mango, de oliva, de patata, gazpacho esférico… Son algunos de los alimentos que se pueden cocinar con esta técnica, que emplea una sustancia llamada alginato y que se obtiene de un tipo de alga, para crear esferas de alimento líquido protegidas por una membrana flexible muy fina que se rompe al entrar en contacto con la boca dando lugar a una “explosión de sabor”.

3. Sous vide

La última revolución en las cocinas

La cocina al vacío, es una técnica de cocción que ha traído muchas ventajas a la cocina. La más importante es quizá la ausencia de oxidación de los alimentos lo que hace que se conserven todo su sabor, olor y textura y nutricionalmente, incorpora aromas y evita la pérdida de jugos y mermas del producto.

Los alimentos se calientan en bolsas de plástico selladas al vacío que se sumergen en agua caliente por debajo del punto de ebullición, y a una temperatura controlada con precisión durante largos períodos de tiempo.

4. La fermentación

kimchis, chucruts y encurtidos.

Vuelven a estar a la última.

Una técnica antigua, que hoy día vuelve a hacer las delicias de veganos y vegetarianos y los chefs más modernos. Debido a lo saludable de este tipo de conservaciones.

En las fermentación, la acción realizada por los microorganismos (hongos, bacterias, levadura, etc.) vivos que va transformando las características organolépticas de los alimentos, potenciando su sabor, a la vez que incrementando sus propiedades nutritivas y haciéndolos más interesantes.

De una manera muy simpe podemos decir que para fermentar frutas o verduras debemos picarlas bien, meterlas en un bote bien cubiertas de líquido y eliminar todo el aire del bote. A continuación, todo se colocará en un lugar con un poco de humedad y temperaturas cálidas, con un máximo de 85 grados y esperar a que la naturaleza haga el resto.

El kimchi, el kéfir, el té kombucha, o el mismo tofu… son los fermentados de moda. Pero no debemos olvidar que casi todos los días tomamos fermentados: cuando tomas una copa de vino, o una cerveza, cada vez que comemos un yogur, un queso... Y es que las modas son cíclicas y en la cocina algunas también.